Publicado por: Sab, jun 22nd, 2013

CuentaCuentos de la Biblioteca Pública: Relatos con Vida y Enseñanza

Ayer, pasadas las 12 horas y tal como estaba previsto, se presentó en la biblioteca pública un dúo de Cuenta Cuentos, Daphne Mac Auliffe y Lore Prehn.

En la actividad estaba presente parte del Colegio Mc Kay, la directora de la Corporación Cultural, Marylin Catalán, “Victor” de la agrupación “Por un Curacaví más Limpio” y Jorge Martínez Carrasco, Violinista de nuestra Filarmónica.

El factor común a todos ellos es la Cultura, representada en Marylin Catalán, el respeto por el medio ambiente que  representaba “Victor”, el sonido lo representó Jorge, el sonido ese algo intangible que llena todos los espacios y evoca recuerdos en cada persona. Los niños del Mc Kay son la semilla que se desea crezca y germine dando frutos de orden, educación y sobretodo, respeto por nuestro pueblo y el medio ambiente.

Nuestras CuentaCuentos son el Sol, el Agua y la tierra en donde queremos que se nutran, crezcan y se multipliquen esas semillas.

Comenzó la actividad con una mini sesión de yoga, en la que las semillas se estiraron, respiraron y pusieron todos sus sentidos a trabajar para, a través de la imaginación, absorber todo el conocimiento que iba a comenzar a brotar.

Fueron dos cuentos en los que se habló de amistad, respeto, compañerismo y colaboración. El segundo de los cuentos hablaba de un colibrí tratando de apagar un gran incendio. En este se habla del esfuerzo que cada uno debe hacer para que sumado a otros esfuerzos todo se desarrolle en armonía y colaboración.

Terminó esa parte de la actividad con la historia de Wangari Maathai, relatada por Lore, una gran mujer africana que creció en inmensos bosques y lugares verdes, y que tras alejarse de su tierra “Kenia”, regresó encontrando solo desierto, sin árboles ni verdor, sólo desesperanza.

Comenzó ella en su casa, y con tan sólo nueve árboles una labor que hoy registra más de 35 millones de plantas reinstaladas en su hábitat.

Esa mujer y gracias a esta tediosa labor, que hoy muchos evitan, reforestó un país entero y le valió un premio nobel, un merecido reconocimiento al amor hacia nuestra tierra, nuestra gran madre.

Se finalizó haciendo una mezcla de todo y llevando a la realidad los cuentos contados. Se plantó un quillay y todos los niños participaron, poniendo tierra, regando y dando vitaminas al nuevo habitante de la biblioteca.

Les dejamos imágenes de la actividad.

Sobre el Autor

-

Déjanos un comentario

XHTML: Puedes usar estas etiquetas html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

*